¡Se activa el Club de Lectura!

Con la lectura de La vi mutar, la primera novela de Natalia Rodríguez Simón (Wu Wei, 2013), se activa el Club de Lectura de La Vaca Mariposa.

Inspirados en la película Conociendo a Jane Austin (The Jane Austen Book Club, 2007), la idea es reunir un grupo de 6 a 10 personas para leer un libro en común y luego reunirse con el escritor, si se da el caso, para charlar sobre la obra.

No se trata de formar un grupo de críticos literarios o  de generar encuentros esporádicos para hacer una lectura; si no de organizar reuniones mensuales como una excusa para acercarnos a una nueva literatura y a otros lectores con intereses comunes.

¿Cómo participar?

>Adquiere el libro La vi mutar en La Vaca Mariposa, con un 10% de descuento. COMPRAR AQUÍ

>Envíanos un mensaje con tus datos y tus deseos de participar.

>Tendrás un mes (aprox.) para leer el libro.

>En la fecha convenida, organizaremos una reunión en la que los lectores podrán charlar sobre la obra, directamente con la escritora Natalia Rodríguez.

Sobre La vi mutar

La-vi-mutar1Un espacio precioso/ preciso como la infancia, sus voces, sus texturas, se vuelven un entramado complejo, como una red de significados imposibles de ser narratividad. De alguna manera, es un espacio no espacio, cercado por la emotividad del mundo perdido. Un lugar inhóspito se vuelve historia, y Rodríguez Simón lo logra con una consolidada prosa y una particularidad de voces que permite entrar en aquél viejo relato. Doble movimiento: recobrar lo perdido y encontrar un punto donde lo narrativo entiende su propio peso. La vi mutar propone una búsqueda de lo perdido, una búsqueda de lo terrestre. El oficio del escritor se ve de pleno en la preponderancia de lo pequeño: las manos en la tierra para encontrar la raíz; la raíz, el nervio de la historia. El acierto: el mundo posible, el mundo perdido, se nos acerca en un ritual extraño. Los hilos de la historia aterran a sus personajes y aterran al lector. Logra el efecto: el miedo. Mérito no menor.

 

Así comienza La vi mutar

Mamá había  limpiado toda su pieza y yo iba y me decía: “Salí, Vito, salí de acá, andá a jugar afuera”. Entonces agarré un autito de los que me había regalado el tío Sergio una vez que vino de visita, una única vez que vino desde muy lejos y discutió con mamá y terminamos todos llorando. Yo lloraba porque, si mamá lloraba, siempre me retaba por algo que al final no sabía qué era y yo le decía que no lo iba a hacer más. Hay cosas que no tengo que hacer más así mamá no llora. Le voy a preguntar al tío Sergio cuáles son, pero cuando lo vuelva a ver.

 

Natalia Rodríguez Simón

Nació en Quilmes y creció en Wilde, provincia de Buenos Aires. Estudia corrección literaria y participa en el taller de Alberto Laiseca. Además de La vi mutar (Editorial Wu Wei, 2013) participó con un cuento en Paganos. Antología de santos populares (Editorial Alto Pogo (2014). Dijo Nicolás Correa: Natalia Rodríguez Simón, a mi entender, es una de las pocas escritoras que produce miedo. Eso la vuelve de un valor incalculable para nuestra literatura actual.

poeia

COMPARTE y suma más amigos al Club de Lectores LVM.
+ libros + novedades + promociones
WWW.LAVACAMARIPOSALIBROS.COM
FACEBOOK + TWITTER + PINTEREST

 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: